No. 3- TRES, DOS, UNO….ACCIÓN: EL PSICODRAMA


No se trata del rodaje de una película, ni un cortometraje para presentarlo en los próximos festivales internacionales, aunque la acción es su cometido.  Las líneas que a continuación vas a leer, son un viaje por una disciplina psicológica que, históricamente representa el punto decisivo en el apartamiento del tratamiento del individuo aislado hacia el tratamiento del individuo en grupos, del tratamiento del individuo con métodos verbales hacia ese otro con métodos de acción; que fue exactamente lo que su principal creador J. L Moreno, nos dijo en en 1946. ¿Estás preparado/a? ¡Qué empiece el PSICODRAMA!

Puedes coger tu claqueta, algo de atrezzo, la cámara de video incluso (batería 100% verde) si te hace ilusión, eso sí, prepárate para la espontaneidad, porque esta técnica psicoterapéutica con hondas raíces se sumerge en el teatro, la psicología y la sociología. Desde el punto de vista técnico, constituye un procedimiento de acción e interacción donde la representación, la escena y el juego son protagonistas.

 

morenoMORENO (1889-1974) médico-psiquiatra rumano-vienes, fenomenológico, practico, experiencia natural.

El Psicodrama se fundamenta en que los seres humanos tenemos un enorme potencial de espontaneidad y creatividad. Las técnicas psicodramáticas desarrollan, estimulan, promueven esta espontaneidad y creatividad,  son fundamentales para la salud mental de las personas.

“El psicodrama pone al paciente sobre un escenario, donde puede resolver sus problemas con la ayuda de unos pocos actores terapéuticos. Es tanto un método de diagnostico como de tratamiento”    Moreno 1946

PSICODRAMA: Método de renacimiento a partir del presente, teniendo en cuenta el pasado y proyectándose en el futuro, cuyo principal objetivo es:

La catarsis de roles incorrectos y creación de nuevos roles adecuados.

Desde esta perspectiva se aboga porque los traumas no se curan, se trabajan. No se avanza de forma lineal, ya que todo es multicausal, se avanza pudiendo llegar a retroceder. La acción es un tipo de lenguaje (interpersonal). La subjetividad termina en actividad y comunicación porque el origen de todo son las relaciones interpersonales.

LA VIVENCIA Y SU PAPEL EN LA CONSTITUCIÓN DE LA SUBJETIVIDAD

          La vivencia es una experiencia única e irrepetible que no puede darse sin lo social. Vygotsky la conceptualiza como UNIDAD (cognitivo/afectiva) de la CONSCIENCIA (espacio donde se almacena la subjetividad). Advirtiéndonos de que las vivencias son inconscientes antes de los 7 años. Sirven para resolver el proceso subjetivo, de esta forma realizamos la integración de las contradicciones de lo interno/externo, de lo afectivo/cognitivo, de lo individual/colectivo.

Vivencia de algo del YO con el OTRO, que NO se da en abstracto.

           Se habla de los procesos grupales desde el punto de vista POSITIVISTA, debemos ver cómo juega el proceso grupal en el individuo. Es importante señalar que lo primario es lo interpersonal: Subjetividad que se constituye a través de la relación, donde el grupo es esencial para la conformación del individuo y sirve como mediador para la formación de la subjetividad.

EL DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD

Lograr la libre expresión de la creatividad no es tarea fácil, pues lo creativo y espontáneo es considerado lo que se aparta de la norma sin que se tenga en cuenta que es la reacción correcta ante situaciones nuevas o la reacción nueva y pertinente ante situaciones conocidas.

La creatividad es una disposición hacia el acto creador, que es a su vez capaz de producir un cambio, con una finalidad determinada, en el que lo realiza o en el medio al que pertenece.

El crear es inherente al hombre que crea continuamente en lo cotidiano.

            Nuestra vida está compuesta por sucesivos actos creadores, partiendo del nacimiento.

En el concepto psicodramático, el niño realiza su primer acto creador al nacer, siendo capaz de un cambio tan definitivo como es el pasar de la vida intrauterina a la vida independiente. En el momento del nacimiento el niño tiene un trauma, un sufrimiento, un cambio porque sale de un estado placentero, a uno displacentero. En ese cambio empieza la relación, le determina el otro que le tocó, cómo se le satisface…que formaran su subjetividad. Cambio que logra recurriendo a todo su caudal de espontaneidad (capacidad de reacción ante situaciones nuevas).

Seguro que después de tanta trama en este viaje de acción estarás esperando a los protagonistas de la TERAPIA, te los presento:

FICHA TÉCNICA

Director/ coordinador de grupo:

Terapeuta encargado de organizar la dramatización.

Función:

Organizar las etapas de la sesión (Caldeamiento, Dramatización y Comentarios), facilitar la comprensión y la elaboración mediante señalamientos, etc. y acompañar al protagonista en la dramatización.

Frecuentemente los coordinadores son más de uno, pudiendo alternarse en la coordinación de la dramatización  (COTERAPIA).

 

Protagonista:

Es la persona que es elegida por el grupo para dramatizar.

Función:

Protagonizará una escena conflictiva, prestará sus escenas personales al grupo y será el que, coordinado por el terapeuta, los va a dramatizar en el “aquí y ahora” del acontecer grupal.

Yo auxiliar:

Es él o los integrantes del grupo que colaboran con el protagonista en la dramatización, jugando roles complementarios que aparecen en la escena a dramatizar.

¿Qué crítica te merece este viaje de película?

Dice Moreno:

“Una cita de dos: ojo a ojo, cara a cara.

Cuando estemos cerca te arrancaré los ojos

Para suplir lo míos.

Y tú me arrancarás los míos para suplir los tuyos.

Y te veré con tus ojos.

 

Su intención era explicar la inversión de roles como método para intensificar la autenticidad de un encuentro (claves del psicodrama y la teoría de roles),  donde uno puede despegarse por un momento de las identificaciones cotidianas y explorar otras posibilidades, lo que supone una apertura y la posibilidad de que aspectos que previamente estaban separados, se pudieran integrar en la conciencia.

¿Te atreves? ¡Sé espontáneo!

 

BelénEste artículo ha sido escrito por Belén Aglio Ramírez, psicóloga, gracias a las aportaciones de un intercambio en la Universidad de La Habana (Cuba) durante 2012.

Bibliografía y para saber más:

 

¿Quieres descargarte este artículo completo? Aquí lo tienes:

El psicodrama

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies