No. 106- Ciencia en el Titanic


La investigación en ambientes extremos constituye todo un nuevo campo de trabajo que puede dar resultados muy fructíferos (como por ejemplo para la gestión de algunos residuos), y puestos a ser ingeniosos en ambientes extremos ¡hagamos ciencia en el Titanic!

Esto es lo que debió pensar un grupo internacional de investigación que decidió bajar al mítico buque para estudiar los microorganismos que son capaces de adaptarse a ambientes tan extremos como los que se dan en el actual lugar de residencia del barco.

Así es como han encontrado, y estudiado, un nuevo microorganismo que han llamado Halomonas Titanicae. Al parecer estas bacterias generan una molécula llamada ectoína que le permite sobrevivir al estrés osmótico propio de un sitio con tal concentración de sales como es el mar y son las principales culpables de la degradación acelerada a la que se ve obligado el Titanic.

Conoce la noticia original en profundidad pinchando aquí.

 

Javi Guerrero. La Separata

Javier Guerrero Moreno es licenciado en Psicología por la Universidad de Granada y tiene un máster en Neuropsicología Clínica y un máster en Dirección de Recursos Humanos. Es fundador y coordinador de La Separata y actualmente trabaja como psicólogo en un centro médico privado y como Ad Assessor para Google.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies