No. 53- ES COSA CONSCIENCIA, DIJO EL SUEÑO


Para introducir el artículo comenzaremos hablando de los atrapasueños, que son esos objetos los cuales solemos colgar encima de la cama, que tienen un aro circular tradicionalmente hecho con madera de sauce con una red floja en su interior y con varios hilos/cuerdas colgando que suelen tener plumas y otro tipo de ornamentos.

atrapasueños

Estos deben ir cerca de la cama para que el individuo que esté durmiendo pueda gozar de sueños y visiones positivas, ya que las pesadillas o sueños desagradables se quedan en las mallas del cazador de sueños y se desvanecen con los primeros rayos de sol.

Como todos sabemos esto son dichos populares que muchas personas creen, como piedras preciosas, los signos del zodíaco o las brujitas de la suerte que venden algunos artesanos, pero puede que no fueran muy desencaminadas las tribus norteamericanas que dieron lugar a estos artilugios.

El motivo del título: “Es cosa de conciencia”, dijo el sueño se debe a que todo lo que soñamos se resume a nuestra conciencia, pero para tener claro lo que es nuestra conciencia debemos saber que ésta se divide en tres: consciente, subconsciente e inconsciente. Para entenderlo mejor, se representa como un iceberg: el consciente representaría lo que ha ocurrido/está ocurriendo que es lo que tenemos en mente, el subconsciente representaría los recuerdos que tenemos enterrados en nuestra mente y el inconsciente, algo más complejo, representa todo lo que hacemos, sentimos… Durante nuestra vida.

iceberg de la consciencia

Para que entendáis mejor lo que es el inconsciente os diría que es como el historial de búsqueda de Google. Archiva todo lo que hacemos durante el día y eso es guardado y almacenado en la memoria según el tipo de “página” que sea. Teniendo en cuenta que el historial es simbólico, podemos deducir que el inconsciente archiva todas las acciones que hacemos durante el día incluyendo en ella los sentimientos que nos han producido, las personas que participan, lugares, horas, eventos…, prácticamente todo. Y cada recuerdo, podríamos decir que es un “tipo de recuerdo”. Por ejemplo: Tu primer beso se archiva en un lugar de tu inconsciente, y al tiempo cuando vuelves a besar por primera vez a una persona diferente se archiva en el mismo sitio.

Muchos os estaréis preguntando que, ya que nuestro inconsciente almacena absolutamente todo, ¿Por qué olvidamos los sueños? Siempre es posible recordar los sueños si despertamos en el momento adecuado. Lo que ocurre es que existe una censura en nuestro inconsciente, que más tarde explicaré, es por eso que si el sueño completa todo su ciclo normal, éste se archiva en el inconsciente y sólo nos queda el recuerdo de haber soñado o como máximo algunos detalles del mismo. Pero si nos despertamos bruscamente cuando está finalizando una fase es porque el brusco despertar ha perturbado la labor de nuestra censura interna.

Los sueños tienen dos funciones: satisfacer los deseos reprimidos y establecer una conversación con la conciencia. Al satisfacerlos estamos echando mano de la llamada censura interna, la cual se encarga de que esa función sea llevada a cabo, ya que normalmente nos negamos a reconocer una serie de deseos a causa de una educación forzada por la sociedad en la que vivimos, llena de prohibiciones y tabúes de una moral convencional. Vivimos bajo unos condicionamientos religiosos, morales y sociales que nos imponen; pero esto no impide que nuestra inconsciencia no intervenga en nuestros sueños para de alguna forma, “estar en paz” con nosotros mismos. La sociedad y lo que pensamos que no es correcto o no está bien intervienen en nuestro consciente, pero no en nuestro sub/inconsciente.

sueño

En cuanto a la finalidad de comunicarnos con nuestra conciencia es clara; nuestra conciencia se comunica por medio de símbolos que tienen que ver con nuestra espiritualidad, por esa misma razón reaccionamos de unas maneras u otras, según si los sueños son personales o simplemente son sueños. Muchas veces éstos están relacionados con traumas u otras acciones que consideramos mal hechas, algo que nos atormenta y la manera que tiene nuestra mente de luchar contra ellas es conversando con nuestro inconsciente para que podamos darnos cuenta de nuestros actos.

Por una parte, la necesidad de los sueños es vital ya que, en el caso de que una persona no duerma lo suficiente comienza a sufrir alucinaciones y trastornos nerviosos, puesto que el individuo busca la forma urgente de recuperar el tiempo perdido. Siempre se han detenido pruebas en voluntarios humanos al llegar a este extremo, sin embargo el científico Jouvet probó con un gato hasta llegar al final que resulta ser bastante trágico: la desaparición total de los sueños.

Jouvet observó en los gatos que al igual que los humanos, realizaban su vida normal sin mostrar rarezas, sin embargo a los dos o tres días comenzaban a tener alucinaciones y cuando pasaba un tiempo (antes de los tres meses) terminaban muriendo aunque durante el día estuvieran sanos.

experimento de Jouvert

El cerebro humano es complejísimo y nunca podríamos haber pensado que sólo el hecho de soñar al dormir podría ser un puzle con piezas tan intrincadas. Dormir es esencial en nuestra vida, pero soñar es aún más importante ya que, hasta estando despiertos soñamos así que, soñamos más que dormimos. Pero siempre es nuestra conciencia la que maneja nuestros sueños, así que para terminar con la entrada os dejo una frase popular que esconde una gran verdad:

“Duermo bien porque tengo la conciencia tranquila”.

Para saber más: http://www.nationalgeographic.es/noticias//111129-sleep-dreaming-rem-brain-emotions-science-heal

 

Sandra

Sandra Vilches García es bloguera, escribiendo actualmente en varios de diferente temática, y bailarina.

 

¿Quieres descargar este artículo? Puedes hacerlo aquí:

Es cosa de conciencia, dijo el sueño

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies